viernes, 11 de marzo de 2011

Pudo morir por amor

Se encontraba en su habitación triste, callada. En su casa no había movimiento alguno, el silencio era devastador. Podía oír su corazón llorar y lamentarse se quejaba porque había sido un iluso, se dejo engañar; lamentaba por primera vez no haberle hecho caso a su enemiga la razón.
Esos lamentos la ahogaban en un profundo duelo, tan profundo que lastimaba, estaba muriendo en vida. No soportaba un minuto mas el susurro de su corazón llorar. Quería callar esas voces, se estaba volviendo loca, hacia ya tiempo que no era la misma.
Busco la forma de sentirse mejor pero nada la consolaba, se estaba desangrando por dentro. Así fue que tomo la decisión de acabar con todo, esto era más de lo que ella podía soportar.
Era un partido de poker en donde aposto y perdió, un juego en el que ella se enamoro.
Él no lo valía, honestamente su vida era mucho más valiosa que cualquier cosa en el mundo pero en ese momento no lo pensó. Y como toda persona impulsiva que hace las cosas sin pensarlo tomo un cuchillo y se corto las venas. En ese instante se sintió liberada, al fin las voces habían cesado, finalmente acabo con su dolor.

3 comentarios:

Noelia ~ dijo...

Hermoso!! muy lindo blog, en serio.. un besito
te sigo(:

Princesa115 dijo...

Muchas veces nos encontramos en esa situación, pero jamás quitarnos la vida por nadie, eso lo último...porque, como bien dices, nadie se lo merece.
Olvidar, eso es lo que hay que hacer...nadie en esta vida es imprescindible...nadie puede mandar sobre nuestra vida...es nuestra.

Me gustó

Un beso

Sofía dijo...

Me gustó mucho! Nunca olvidamos a un amor, pero aprendemos vivir sin él, lástima que ella no lo logró. Besos =)

Publicar un comentario

 
Header image by sabrinaeras @ Flickr